Casi 40 chicos y chicas de entre 13 y 19 años disfrutaron de clases prácticas de técnica de ciclocross con el pentacampeón nacional, acompañadas de interesantes charlas sobre mecánica, prevención de lesiones, higiene del sueño o educación física

El Albergue Iñaki Goikuria de Sarria, en el municipio de Zuia (Álava), acogió la pasada semana, del lunes 2 al viernes 6 de septiembre, la segunda edición del Campus de Ciclocross que lleva el nombre de Javier Ruiz de Larrinaga, pentacampeón nacional de la disciplina recientemente retirado de la práctica profesional el pasado invierno. La iniciativa, apoyada por el Ayuntamiento de Zuia junto a SPIUK, Vital Fundazioa, MMR, Campagnolo y MAXIM Nutrición, contó con la participación de casi cuarenta jóvenes ciclistas de entre 13 y 19 años, llegados desde dentro y fuera de Euskadi.

Joseba Beloki y los ciclocrossistas Kevin Suárez y Luisa Ibarrola fueron los principales invitados de un evento en el que también estuvo presente el profesional de carretera Mikel Landa. Además de las clases prácticas de técnica de ciclocross, impartidas ‘in situ’ por Larrinaga cada mañana en los mismos terrenos donde se disputa cada año el torneo internacional de San Andrés de Ametzaga, y de una serie de salidas conjuntas en carretera -que incluyeron la visita al recorrido de la 12ª etapa de La Vuelta, que transcurrió en parte por suelo alavés-, las inscritas e inscritos pudieron disfrutar de una amplia formación alternativa en forma de charlas.

Las clases vespertinas incluyeron consejos de educación física, con Marijo Lagartos; nociones de mecánica y material, con el apoyo de VIBIKE Vitoria; higiene del sueño, con la doctora Lourdes Guerra, de la Unidad del Sueño del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria; prevención y cuidados ante lesiones, de la mano del doctor del Deportivo Alavés, Javi Barrio; y normativa de tráfico, con la participación de miembros de la Ertzaintza.

«Como el año pasado, ha sido una gran satisfacción seguir aportando conocimiento a los chavales y meterles aún más el ‘gusanillo’ de una disciplina tan bonita como el ciclocross», explicaba ayer lunes Larrinaga tras la conclusión de su 2º Campus. «El ambiente ha sido tan agradable como en la primera edición, los chicos y chicas han mostrado mucho interés en todas las actividades y nuestro propósito es que este esfuerzo que hacemos cada año, y que aspiramos a mantener vivo en el futuro, sea un germen de crecimiento para el CX en Álava y en el conjunto de nuestro país. Esperamos que todos los que han participado hayan disfrutado tanto con esta iniciativa como nosotros lo hemos hecho organizándolo, pese al esfuerzo que supone».