El alavés de MMR-Spiuk logra su segunda victoria del invierno con una actuación plena de solidez y reedita sus títulos de 2006 (Ormaiztegi), 2008 (Izki) y 2014 (Izarra)

Doce años después del primer título autonómico, logrado apenas unos meses después de concluir su etapa en carretera, Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) se ha subido por cuarta vez a lo más alto del podio del Campeonato de Euskadi de ciclocross este domingo en Beasain. El corredor de Ametzaga dejó muy pronto, en la segunda de las ocho vueltas al circuito de la SC Loinaz, por detrás a una oposición encabezada por Xabier Murias (2º) y Gorka Izagirre (3º), después de que un temprano percance para Aitor Hernández (4º) le dejase sin opciones de disputar el triunfo al alavés. El ritmo constante de ‘Larri’ mantuvo la diferencia en cerca de 40″ durante más de media prueba, una ventaja que no pudo enjugar del todo Murias pese a su potente arreón final.

Ha sido bonito correr ante tanto público y poder disfrutar, sobre todo en la vuelta final, pese a que Murias ha venido remontando por detrás y casi me pasa factura ese ‘tiento’ en la bajada”, reconocía con una sonrisa Larrinaga tras su 75º triunfo desde que se dedica al CX a tiempo completo. “El Campeonato de Euskadi siempre es una carrera especial y, mientras que el año pasado los problemas de salud no me dejaron sacar mi mejor nivel aun llegando fuerte a las pruebas anteriores, hoy todo desde la salida ha ido redondo. He podido arrancar muy bien y hacer pronto la diferencia, sin errores en un circuito que, aunque con mucho desnivel, no tenía tanto margen para abrir huecos. La parte de arriba quizás era más ‘light’, al no haber barro, y con una subida tan pronunciada la diferencia entre coronar con fuerza y sufrir en ese tramo podían ser tres segundos. Por eso vale tanto para mí haber sido capaz de abrir ese hueco“.

Siempre digo que correr eventos internacionales importantes, como las Copas del Mundo, es clave para la forma física. Te deja cansancio, y de eso no hay duda, pero el poso, el ritmo, el afán competitivo que te dejan esas pruebas no lo obtienes en ningún otro lado. Ir a Bélgica un año más me ha permitido presentarme ante el momento principal del año en las mejores condiciones y ahora tengo por delante una semana importante, la primera de 2019, para entrenar fuerte antes de Campeonatos de España. Serán dos citas muy especiales para mí, Ormaiztegi (domingo 6) y Pontevedra, para dar el todo por el todo y rematar la campaña en casa con buenos resultados“, concluye.

Clasificación