El alavés saldrá “a por buenas sensaciones físicas” en Abadiño (sábado, 13h) antes de otra cita internacional UCI en su localidad natal (domingo, 13h), donde venció en 2017

Tras el agridulce 2º puesto del pasado domingo en Lezama, muy lejos en cuanto a ritmo y tiempos de lo que deseaba, Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) comenzará su mes de diciembre con dos pruebas de categoría UCI C2 en Euskadi: el Abadiñoko Udala Saria (sábado 1) y el Trofeo San Andrés (domingo 2) en su casa, Ametzaga-Zuia.

‘Larri’, asistente el martes a la presentación del Club Ciclista Zuyano, aspira “sobre todo a terminar de encontrar ese ritmo y esa consistencia física que me faltó en Lezama. Será de hecho el gran objetivo el sábado en Abadiño: terminar de encontrar esas buenas sensaciones y estar cerca de los mejores, en una prueba importante y de carácter internacional, antes de afrontar Ametzaga”.

10470580_10152843253272173_8317971015269743331_o.jpg

Siempre va a ser especial correr en casa, defendiendo triunfo, y aunque ni mucho menos va a estar el circuito como en 2017, con la nieve que cayó aquel diciembre, es posible que las lluvias de estas próximas horas y las carreras que vayan pasando hagan un circuito bastante duro. En el fondo, Ametzaga siempre lo es, por sus desniveles, por el tipo de terreno, menos técnico y con más rectas. Y eso que quizás ni siquiera me venga tan bien tener un gran barrizal, por aquello de no haber encontrado aún mi mejor nivel. Pero venga lo que venga, daremos la cara y haremos el máximo posible por la gente del pueblo, que siempre se vuelca conmigo”.

Tras estas dos citas, Larrinaga tiene en principio previsto competir el jueves 6 en Puente Viesgo, antesala para los grandes corredores peninsulares de la ‘Catedral’, el ciclocross de Igorre del domingo 9 de diciembre.

Fotos (c): 1) Ona Onari; 2) Alfonso Blanco