El alavés de MMR-Spiuk no consigue encontrar el ritmo en una veloz, técnica y algo embarrada cita catalana, inicio de un ‘díptico’ que concluye mañana en Vic

No pudo Javier Ruiz de Larrinaga “encontrar el ritmo bueno tras la carrera del jueves” durante el Trofeu Joan Soler de ciclocross 2018 (UCI C2) disputado este sábado en Manlleu. El corredor de Ametzaga logró la 16ª posición, a 3’17” del belga Vincent Baestaens, en una carrera donde “no ha salido el ritmo que quería en ningún momento“, condicionado por “una salida realmente mala“, que “otros que iban en mi grupo como Kevin Suárez si supieron resolver para volver arriba, pero en mi caso no había ritmo“.

45325073_2076406569093463_4319774782288560128_n.jpg

Conocía el circuito y sabía que sería un ‘arranca-para’ constante, lo que no me facilitaba remontar mucho durante la carrera. Pero en realidad no ha sido ese el problema, sino más bien una falta de piernas que, esperemos, sea solo cosa de un día. Hay que pasar página lo más rápido posible, recuperar bien y pensar en la carrera de mañana domingo en Vic“, un escenario muy cercano al de hoy donde ‘Larri’ confía en “encontrar algo más de rectas donde poder ir imponiendo constancia y estar más cerca de los mejores“.

Clasificación