El pentacampeón de España de MMR-Spiuk competirá este fin de semana en dos clásicos del CX de casa: Medina de Pomar (sábado 20) y Villarcayo (domingo 21)

Solventados en su totalidad los problemas logísticos que complicaron su desplazamiento a Marín pero no le impidieron subir al podio por primera vez esta temporada -3º en la prueba internacional gallega-, Javier Ruiz de Larrinaga afronta este fin de semana un ‘doblete’ de carreras consecutivas muy cerca de casa: el XV Ciclocross Ciudad Medina de Pomar (sábado 20 de octubre, 16.45h) y el XVI Ciclocross Villa de Villarcayo (domingo 21, 14.00h), ambas en las Merindades burgalesas.

He podido hacer un par de buenos entrenamientos pero en las próximas semanas sí que iremos más condicionados por la carga de competición que vamos a tener. Orduña y Marín fueron casi un ‘doblete’, pruebas en viernes y domingo, y a partir de Medina y Villarcayo vamos a tener varios fines de semana con dos carreras en 24 horas. De todas formas no me irá mal: soy de quienes necesitan ir cogiendo el punto en las propias competiciones y ya sabemos que el primer mes de campaña es el más complicado para mí por características físicas“.

44587049924_144e520a24_o.jpg

Quizás Medina me va algo mejor que Villarcayo, aunque en ambos casos hablamos de circuitos de no tanta exigencia física como técnica. Son pruebas en las que hacer errores se paga caro, en las que pasar bien los embotellamientos que se generan en las salidas -suelen ser carreras con una participación masiva- resulta clave. Aitor Hernández ha demostrado ser la referencia en las primeras carreras, el hombre que ha llevado el mando, y en mi caso, como en el de toda esa segunda línea de corredores que no estarán en Berna para la Copa del Mundo -NdR: Orts, Esteban y Suárez viajan a Suiza-, tenemos que estar a la expectativa, con mucha concentración y paciencia“.

Imágenes: 1) Fotocarlosgrafías; 2) Javi Linares