Un apretado duelo entre ‘Larri’ y el sub23 Xabier Murias se resuelve a favor del rival del alavés de MMR-Spiuk en la última vuelta. Aitor Hernández se impone por delante de Ismael Esteban

En un circuito bastante opuesto al vivido el pasado domingo en el arranque de la temporada en Los Corrales de Buelna, Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) ha tenido que conformarse con el 4º puesto en Orduña (Bizkaia). El trazado, ratonero y polvoriento a la par que muy rápido y con temperaturas más primaverales que invernales, hizo posibles dos cerrados duelos que quedaron marcados casi de salida: el de Aitor Hernández e Ismael Esteban por el triunfo y el de ‘Larri’ con Xabier Murias por la 3ª plaza.

“Ya explicaba en la previa que en estos circuitos yo no tengo esa facilidad para exprimirme que tienen otros corredores. Necesito rectas más largas para saber aprovechar esa constancia en el ritmo y ante ciclistas más jóvenes como Murias, eso se nota. Tan pronto consigues encontrar una velocidad de crucero, tienes que sortear un tramo técnico y eso impedía que los huequitos que iba abriendo terminasen por romperle el ritmo. Lo bueno es poder observar cómo tenemos un sub23 en Euskadi que va creciendo y que ojalá en el futuro plantea cara a los grandes a nivel estatal”.

“Pienso que, aunque la diferencia entre correr y no correr siempre se nota y habrá que sumar el desgaste añadido de un viaje largo como el de mañana, en Marín no debería notarse tanto ese día extra de competición porque el circuito no ha sido tan duro como otros, y porque en mi caso siempre prefiero correr a no competir. Me viene bien, sobre todo en esta primera parte de temporada, para ir alcanzando mi mejor forma. Parece que en Galicia está lloviendo estos días y eso nos puede deparar un circuito bonito; ojalá allí nos volvamos a divertir”.