El alavés de MMR-Spiuk estrena este viernes el calendario vasco de ciclocross y viaja después a tierras pontevedresas para la primera prueba UCI española, el domingo

Tras una semana bastante breve de entrenamientos, en la que “lo primordial era recuperar el cuerpo, ya que la competición no tiene nada que ver con los entrenamientos y Los Corrales fue un circuito duro”, Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) ya está listo para afrontar sus siguientes dos competiciones este fin de semana. El corredor de Ametzaga estará el viernes (15.50h) en el Orduña Hiria Ziklokross Sari Nagusia y pondrá después rumbo el sábado -casi siete horas de viajes desde Álava- al I Ciclocross Internacional XaxánCX en la localidad gallega de Marín, donde se pondrá su primer dorsal internacional del invierno a las 14.00h del domingo.

Orduña suele ser un circuito sinuoso, ratonero, de arrancar y parar, lo que normalmente no me suele ir tan bien. En cualquier casi, habrá que ver cuánto barro tenemos, si es que lo hay; la lógica dice que tendremos menos que en Cantabria, ya que en los últimos días no ha llovido tanto, pero todo puede ser. Marín sí que será una incógnita absoluta para nosotros hasta el mismo domingo, al ser nuevo en el calendario; esperemos disfrutar también allí”.

Para el viernes, donde en principio Felipe Orts y Kevin Suárez no van a estar, la referencia tiene que ser Aitor Hernández, quien normalmente siempre trata de hacer la diferencia desde el principio saliendo muy fuerte… aunque en Los Corrales ese ataque no llegó hasta mitad de prueba. Ismael Esteban y yo mismo tendremos que ser capaces de estar atentos y saber afrontar ese movimiento que seguro llegará”.

Marín, con todos ya presentes salvo quizás Aitor y una parrilla más amplia, ya será distinto y quizás más abierto. Lo importante en ambas es correr con calma, no hacer errores y no sacar conclusiones precipitadas de estas primeras carreras, siempre tan distintas al resto”.