El alavés de MMR-Spiuk participó, como cada Semana Santa, en la 18ª edición de la vuelta por etapas internacional en mountain-bike a la que da nombre la firma asturiana

Nunca había disfrutado de la Vuelta a Ibiza tanto como este año“. Muy contento terminó ayer domingo Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) su periplo por la XVIII Vuelta a Ibiza en Mountain Bike MMR. El pentacampeón de España de CX formó parte de un ‘Team Ciclocrosero’ en compañía de Bruno Prieto, tantos años amigo y compañero en la marca de bicicletas que le patrocina, cuyo único objetivo -como muestra la intrascendente 112ª posición que ocuparon en la clasificación final por parejas- era acumular kilómetros y pasarlo bien.

Ha habido que exigir al cuerpo, sin duda. Y más en las dos primeras etapas. Pero ya tenía ganas de pasarlo bien en esta carrera, sin el agobio de salir a por una buena general. El ambiente de los participantes y los paisajes de la isla son sin duda lo mejor de esta carrera“.

29683944_1555799137807623_5696921845965047641_n.jpg

Era el principio de mi preparación veraniega y a partir de aquí quiero empezar a apretar un poco más en los entrenamientos para ir cogiendo el puntillo durante abril y llegar bien al principio del verano“, explicaba un Larri que tiene, en principio, previsto participar en la Badaia Bike Marathon de Nanclares (Álava), muy cerca de su Ametzaga natal, dentro de dos semanas. Antes, aprovechará algunos días más en la isla antes de volver a Euskadi, donde “el tiempo no nos ha acompañado mucho todo el último mes de marzo“.

Imágenes (c): Jon Izeta / Vuelta a Ibiza