El alavés de MMR-Spiuk cierra con dos resultados idénticos en Lille y este domingo sus apariciones competitivas en una campaña donde lamenta “no haber tenido más tiempo” para preparar el Mundial

La 27ª plaza obtenida este domingo por Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) en la penúltima manga del Superprestigio de ciclocross de Hoogstraten fue la despedida del pentacampeón de España del calendario internacional en lo que respecta a la temporada 2017-2018. Tras ser 27º también ayer sábado en Lille, una cita donde “como hoy, no faltaba nadie de los grandes nombres internacionales“, el corredor de Ametzaga se muestra “satisfecho, porque con el ritmo que he mostrado estos días sé que podría haber hecho un buen Mundial y solo aquella gripe tan larga me impidió llegar a mi punto ideal de forma una semana antes, que es cuando afrontamos Valkenburg“.

Tanto Lille como Hoogstraten fueron para ‘Larri’ trazados “difíciles de manejar, sobre todo hoy, porque al ser tan corto terminar en vuelta si tienes un nivel medio no era nada sencillo, y la prueba es que una veintena de ciclistas se han ido fuera por la norma UCI del 80%. He sabido encontrar un ritmo aceptable y despedirme de estas citas por este invierno con un buen sabor de boca. No tanto pensando en la lástima del Mundial, sino con la constatación de que podría haber tenido un resultado decente“.

Tras las últimas seis citas disputadas en Bélgica y Países Bajos, Larrinaga y su familia ponen rumbo a Euskadi para descansar tras un largo calendario competitivo y comenzar a preparar después sus retos deportivos y profesionales de futuro. El alavés tiene previsto celebrar en las próximas semanas una rueda de prensa para comentarlos en mayor profundidad.

Clasificación