Pese a su buena salida, el alavés de MMR-Spiuk y la Selección Española sufrió en un trazado impenitente donde Van Aert (BEL) dictó su ley y ‘eliminó’ a más de 30 participantes

Javier Ruiz de Larrinaga firmó este domingo la 35ª posición en el Campeonato del Mundo de ciclocross disputado en Valkenburg (Países Bajos), cita en la que Wout van Aert (BEL) ofreció un auténtico recital reeditando su arcoiris con más de dos minutos de ventaja sobre Michael Vanthrourenhout (BEL, plata) y Mathieu Van der Poel (NED, bronce). ‘Larri’ no tenía reparos tras la carrera en alabar al ganador, “intratable y que no ha dado tregua a nadie. Teniendo en cuenta la superioridad que había mostrado Van der Poel todo el año, este resultado es una sorpresa y un golpe de autoridad para los anales“.

Sobre su propio desempeño, el alavés de MMR-Spiuk y la Selección Española reconocía haberse visto ante “uno de los circuitos más duros en los que nunca he competido. Ya lo notábamos en el reconocimiento previo y en carrera ha sido todavía peor. Tanto el corredor como la mecánica iban al límite, con tramos técnicos, zonas de barro durísimo, rampas que casi era imposible incluso superar a pie… increíble“. La salida del alavés, que rozaba el top-25 durante la primera vuelta, no fue por el contrario reflejo de lo que sería la prueba: “No me he encontrado bien y no he sabido hallar el ritmo. Había que evitar los errores pero con tanto barro era imposible. Te ves que no progresas, como suelo hacer siempre, y psicológicamente es duro“. La norma del 80% sobre el tiempo del líder hacía que Larrinaga fuese apartado por los jueces junto a más de la mitad de los participantes.

Me quedo con haber vivido una carrera así, tan dura en todos los sentidos, y con un Mundial más, el undécimo. Parece mentira que haya pasado una década desde el debut en Treviso. Quiero agradecer a todos los aficionados españoles por venir a apoyarnos y en especial a los treinta valientes del Larrinaga Fans Klub que volaron el viernes desde Álava para disfrutar del ambiente y darme ánimos. Espero no les hayamos defraudado. Ahora me quedan tres carreras -Maldegem (miércoles 7), Lille (sábado 10) y Hoogstraten (domingo 11) para seguir viviendo el CX belga desde dentro y terminar bien la campaña“, concluye.

Clasificación