Larrinaga encuentra un ritmo “regular y nada parecido al de Nommay” en la prueba UCI C2 neerlandesa, preludio de la CdM de mañana en Hoogerheide

Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) comenzó a recuperar parte de su mejor condición física este sábado en el Internationale Cyclocross Rucphen, disputado este sábado en el Brabante neerlandés y en el que el pentacampeón de España finalizó 15º, a 2’50” de David van der Poel. La cita fue el aperitivo, sobre un terreno “plagado de pequeñas subidas, bajadas y cambios de ritmo, de la Copa del Mundo de mañana domingo en Hoogerheide para Larrinaga, muy poco parecida en cuanto a diseño a la carrera donde compitió esta tarde y en la que Kevin Suárez finalizó octavo.

Las dos primeras vueltas han sido el tramo donde más he notado el desgaste de esta semana de entrenamientos“, reconoce ‘Larri’, quien a pesar de partir en primera fila de parrilla ha “sufrido bastante en ese inicio. Sin embargo, luego he sabido encontrar un ritmo bueno, e incluso en las últimas vueltas me ha faltado algo de terreno para recuperar los tres o cuatro puestos que tenía por delante y haberme acercado un poco más al ‘top-ten’. Estoy, desde luego, mucho más contento que con todo lo anterior. No ha tenido que ver nada el ritmo con el de Nommay: ha sido muy regular y las sensaciones parecen volver a ser las de siempre, después de esos malos 20 primeros días de año“.

Hoogerheide va a tener una participación amplísima; estamos preinscritos 82 y eso va a hacer que la salida adquiera una importancia todavía mayor a la que de por sí tiene. Visto lo seco que ha estado hoy Rucphen, me gustaría que lloviese algo y el terreno se volviese algo más lento, pero por otro lado es un circuito de más rectas que el de hoy, donde puedo aprovechar mi fuerza, por lo que confío en no tener percances y hacer una carrera decente… siempre teniendo en cuenta que Hoogerheide es la prueba de la que menos conclusiones puedes extraer en todo el año, por ser siete días antes del Mundial“.

Clasificación (solo elite)