Larrinaga afina para el Mundial con duros entrenamientos y dos carreras, este sábado y domingo, como anticipo del reto de Valkenburg

Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) se desplazará mañana hacia los Países Bajos en la que será su última gira internacional de la temporada 2017-18. El pentacampeón de España asegura estar “comenzando a encontrar sensaciones normales, de lógica fatiga por el momento de año en el que estamos pero con un ritmo en los entrenamientos bastante decente. Estoy trabajando muchos días incluso con dobles sesiones, para intentar recuperar el tiempo perdido. Me pasé los 20 primeros días de 2018 sin poder trabajar en condiciones y ahora vamos a marchas forzadas para hacer un papel correcto en el Mundial“.

Antes de unirse al resto de la selección española de ciclocross para su undécima aparición consecutiva en los Campeonatos del Mundo -se cumple ahora una década de su debut absoluto en Treviso 2008-, el corredor de Ametzaga vestirá sus colores comerciales el sábado (15.00h) en Rucphen (UCI C2) y el domingo (15.00h, stream en tv.uci.ch) en la última manga de la Copa del Mundo en Hoogerheide. “Por todos los esfuerzos que arrastro esta semana seguramente no voy a llegar en disposición de hacer ‘números’ fantásticos; no es que llegue reventado, pero sí que tengo la vista puesta en el Mundial y todo mi trabajo está enfocado a hacer un resultado notable el domingo 4 en Valkenburg“.

Son, de todas maneras, carreras muy condicionadas por diversos factores, sobre todo en lo que respecta a Hoogerheide. Es un circuito que cambia muchísimo en función de la meteorología: unos años te encuentras nieve, otros sufres en un barrizal tremendo y en ocasiones, como en 2017, te metes en grupos de casi una veintena de corredores que no se separan durante toda la hora de competición porque el trazado está sequísimo. La motivación y la forma de los competidores también varía mucho: unos llegan muy ‘encendidos’ al final de año, otros están con ganas de terminar, hay gente sin motivación por haberse quedado fuera del Mundial u otros que tienen la cabeza puesta en siete días después… Por ello no puedo vaticinar un posible resultado para el domingo. Puede salir cualquier cosa“, resume.

Foto (c): Marc van Est