El alavés de MMR-Spiuk, cuyo proceso gripal incluso empeoró por momentos en los días previos a la carrera, sufre dos averías cuando marchaba tercero y queda lejos del podio del Nacional

La mala salud de Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk), con una fuerte gripe en las dos semanas previas al Campeonato de España, y una serie de incidentes técnicos en el tramo central de la durísima cita disputada este domingo en Legazpia, han privado al corredor de Ametzaga de repetir una vez más en el podio de la cita cumbre del CX en nuestro país. El alavés concluía 11º, a seis minutos del nuevo bicampeón Ismael Esteban, tras luchar en la primera mitad de carrera por el cajón frente a Kevin Suárez (4º) y Aitor Hernández (3º), incluso mirando desde la distancia al dúo de cabeza que por momentos formaron Esteban y Felipe Orts (2º).

Los últimos días ya nos decían que este Campeonato de España seguramente no iba a ser el nuestro, y así ha sucedido. He buscado medir bien las fuerzas en esa primera parte de carrera, no salir muy fuerte e ir buscando mi ritmo para ver hasta dónde llegaba, y afortunadamente en esa primera parte de carrera el cuerpo ha reaccionado bastante bien. Notaba que no estaba ni de lejos a mi mejor nivel, pero he podido llegar al grupo de Kevin y Aitor, dejar incluso atrás a este y pensar en mantener distancias con Felipe e Ismael, que ya iban juntos“.

Sin embargo, en un circuito como estaba este, los fallos de cualquier tipo, humanos o técnicos, eran muy factibles. He roto la patilla del cambio al final de la tercera vuelta, he tenido que llegar hasta meta junto al box caminando, y durante ese giro posterior he tenido problemas con un tubular y he perdido ahí todas las opciones que me quedaban. A partir de ese momento, lo único que podía hacer era terminar, por toda la gente que me ha venido a apoyar, intentando no decepcionarles. Es triste, pero así son las carreras. Hay que dar la enhorabuena a Ismael: lo que ha hecho, cuando hace tres meses no sabía ni tan siquiera si podría volver a ser competitivo en bici, es de ser un auténtico campeón”.

Ahora lo primero para mí es quitarme del todo el ‘trancazo’ de encima y poder descansar y hacer entrenos de calidad -los justos a estas alturas del año, pero buenos-, y pensar en Nommay el domingo que viene, otra Copa del Mundo donde queremos hacerlo bien. Quiero llegar en las mejores condiciones al Mundial de Valkenburg, donde por normativa UCI y como top-50 mundial contando el resultado de hoy me he ganado la plaza y deberé estar, y tanto en Francia como en las pruebas de finales de mes en Países Bajos intentaré volver a recuperar el buen tono físico para responder bien allí“.

Clasificación

Foto: Ikaslehi Amuraial