El alavés de MMR-Spiuk disputará su primer compromiso de Copa del Mundo este domingo (15.00h, tv.UCI.ch) tras sumar cuatro podios en sus cinco primeras apariciones en España

Javier Ruiz de Larrinaga viaja este viernes a Bélgica para disputar su primera carrera en el extranjero en esta campaña 2017-2018. Más tardío que en otras ocasiones, el primer envite de Copa del Mundo para el de Ametzaga surge por “una apuesta por volver a correr en casa, donde cada vez hay más nivel, sin la necesidad de buscar experiencia fuera como tanta falta nos hacía cuando empecé“.

A pesar de ello, el alavés de MMR-Spiuk manifiesta su ilusión por volver a correr ante los mejores del mundo y reconoce que “aunque somos menos inscritos que otras veces en Koksijde, unos cincuenta, la exigencia sigue siendo altísima. No faltará nadie de los grandes nombres internacionales y el top-30, como en los últimos años, sigue siendo el objetivo más razonable en Copa del Mundo“.

22520245_10214426523078390_3571178854833991206_o

Venimos a Koksijde a correr dos años después -en 2016 se suspendió por fuerte temporal- sin una referencia clara de dónde estamos, algo que sí teníamos otras veces a estas alturas. Va a ser una carrera aún más clave que antes. Lo visto en España me dice que estoy en mejor forma que en años anteriores -así lo habíamos planificado- y también llego más fresco, pero esta carrera debe darnos la medida real de donde nos encontramos“.

Koksijde es un circuito que con el paso de los años se nos ha ido dando mejor y donde siempre hay ganas de probarse. Parece que tendremos algo de lluvia de aquí al domingo y, al tiempo que eso compacta la arena y la hace más manejable, convierte los tramos de campa entre dunas en más resbaladizos. Habrá que probarlo bien mañana sábado, tener tacto, acertar con los ajustes técnicos y mantener ritmo y aplomo“.

Fotos (c): Jose Vicioso / Sergio González Ahedo