El corredor de Ametzaga suma su segundo podio de la temporada por detrás de Aitor Hernández en una veloz y seca apertura de campaña en Euskadi

Ha sido una carrera parecida en casi todo a la de Los Corrales de Buelna el domingo pasado, pero con la diferencia clara de que no he tenido realmente ninguna opción de luchar por el triunfo“. Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) volvió a exhibir su honestidad tras un Gran Premio de Ciclocross Ciudad de Orduña donde Aitor Hernández dejó atrás desde la salida al tetracampeón de España, sólido en su ritmo de carrera pero aun así 2º a 46” -diferencia casi idéntica a la de Cantabria- del ermuarra.

303830c7-f677-4f05-808b-82d7539924e4

Era un circuito muy rápido, muy seco y sabemos que en ese tipo de trazados no me suelo manejar muy bien, aunque en cualquier caso no puede servir como excusa. Estamos en una fase de temporada en la que tenemos que seguir acumulando ritmo y con el paso de las carreras iremos viendo si puedo estar más cerca. Aun así, tengo claro que en un circuito embarrado el resultado sería bastante parecido a este“.

Larrinaga piensa ya en “una semana que será de bastante descanso y pocos entrenamientos“, ya que en el ‘puente’ del Pilar le espera el Trofeo Diputación de Burgos, con las citas de Fresno de Rodilla (12), Medina de Pomar (14) y Villarcayo (15). “Sabemos que con el paso de las pruebas mi cuerpo suele recuperar bien y acabo yendo de menos a más. También es cierto que Villarcayo es un tipo de circuito que se hace un poco ‘pelota’. Veremos si podemos irnos acercando poco a poco hacia arriba“.