No con tanto ‘apretar de dientes’ como en la foto de cabecera, proveniente de la dura jornada de ayer, tuvo que pasar Javier Ruiz de Larrinaga el tercer día de la Volta a la Província de València, donde los lizarte Samitier (3º), Moreno (4º) y Castrillo (9º) mantuvieron sus puestos en el top-ten de la general en Náquera.

El motivo, como explica el propio Larrinaga, fue que viendo “el circuito antes de la carrera era bastante menos duro de lo que pensábamos. Hemos buscado romper, pero ha sido muy difícil evitar el sprint de grupo. Una caída de Montenegro ha permitido que suban todos un puesto pero, por lo demás, ha sido un día muy tranquilo, demasiado. En los últimos 5 km y tras cubrir lo mejor posible a los chicos he levantado el pie“, consciente el alavés de MMR-Spiuk de que la semana que viene tendrá que sumar otros cuatro días de competición en la Vuelta a Galicia.

Mañana desearíamos que el perfil fuese algo más duro, pero precisamente ahora que tenemos ciclistas de la calidad de ‘Sami’, Jaime o Iván, capaces de romper una prueba, la orografía no nos es demasiado afortunada. Habrá que conformarse con, al menos, mantener ese podio en la general“.