Disconforme se declaraba Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team) con su rendimiento hoy sábado en el Hansgrohe Superprestige Middelkerke, 30º a 6’30” de Mathieu Van der Poel. “Son circuitos revirados, con bastante barro por las lluvias de todos estos meses, con frío y nebusqueando, donde no acabas de coger el punto y no te van las cosas bien. Salía en la última fila -señal de que no faltaba nadie- y no encontré tampoco el mejor punto físico. Un día no demasiado correcto“.

Me queda la esperanza de que en días así es donde, como hemos dicho tantas otras veces, se fraguan éxitos como el que logramos en el último Mundial. Ahora pensamos directamente en el BRICO CROSS de Hulst (domingo, 15.00h), confiando en que salga una carrera mejor que la de hoy y que esa sombra que traíamos de la semana pasada, la de que las carreras tras el Mundial no estaban siendo las mejores, se esfume“.