Tras algunos días de atención a los medios y cierto regocijo por su buen 16º lugar en el Mundial de Bieles, la segunda mejor actuación de un español en la cita máxima del ciclocross en las últimas dos décadas, Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team) regresó a un nivel más acorde al de su trayectoria de temporada al lograr la 25ª plaza en el Brico Cross Maldegem (UCI C2, BEL), a 4’15” de Mathieu Van der Poel. Una prueba “rapidísima“, donde el alavés coincidió con Felipe Orts (16º) al mezclarse las categorías elite y sub23, con la que arrancó su último mes por las campas del Norte.

En un circuito seco y con tanta velocidad decidía mucho la salida. Si, como me pasó a mí, no coges un grupo bueno desde el principio, es difícil marcar el ritmo y acabas más lejos de lo esperable. Es, de todos modos, un regreso a la ‘normalidad’, a acabar las pruebas sin desentonar pero en un registro más habitual, después de la alegría, buscada pero por sorpresa, del Mundial“, reconoce el de Ametzaga.

Toca seguir disfrutando con pruebas que me suelen ir bastante bien, como las de este fin de semana. En Lille (sábado 4) no lo suelo hacer mal, si bien es otro trazado rápido, con zonas arenosas de lago y algo de bosque, que también exige mantener un buen ritmo. Hoogstraten (domingo 5) es distinto: una carrera que si llueve se vuelve durísima, y que por lo demás se disputa en un circuito muy corto y complica por ello mismo acabar a muchos, debido a la norma del 80%. Intentaremos seguir la línea de otros años“, concluye.

Clasificación