El hielo pone a prueba los nervios de Javier Ruiz de Larrinaga y los españoles el próximo domingo (15.00h) en Luxemburgo

Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team) llegó ayer jueves a Luxemburgo y ha probado esta mañana el circuito de Bieles, su décima presencia en un Campeonato del Mundo (domingo, 15h; TV: UCI). Un trazado donde, como advierte el alavés, “va a depender mucho todo de las temperaturas que se registren hasta el domingo y del paso de las carreras. Si hay hielo será una carrera más propensa a errores”.

“No va a ser en absoluto una prueba en grupo; habrá que pelear mucho, tener mucha paciencia, no cometer fallos y confiar en que el nivel físico de cada uno nos ponga donde debe. Es, por supuesto, muy técnico, con subidas y bajadas pero sin gran exigencia física sino más de habilidad. No es el circuito que mejor me vendría, pero tampoco me disgusta, y desde luego, hay compañeros a los que les va a ir mejor que a mí”.

Destaca entre toda la expedición que dirige Pascual Momparler a “Ismael (Esteban, elite) y Felipe (Orts, sub23), los que seguramente puedan hacer un resultado más sonado, y que aunque han tenido alguna caída en el reconocimiento están contentos de que el circuito sea así; y también Iván Feijóo y Jofre Cullell, en junior, que están muy motivados y seguro saldrán a dar la sorpresa”.

De sus propias aspiraciones, ‘Larri’ señala “un top-30, en la línea de otros años”, como objetivo más razonable. “Sería bonito mejorar ese 27º puesto que tengo como mejor Mundial para redondear estas diez presencias consecutivas. En las Copas del Mundo hemos estado cerca o incluso por encima en varios circuitos, y el hecho de que haya cupos para belgas u holandeses lo pondrá más fácil, pero uno o varios errores pueden ser la ruina de cualquiera”.