Larrinaga salva a poco más de 4′ de Wout Van Aert una jornada tétrica en tierras italianas, con terribles bajadas mezcladas de hielo y barro que dieron en el suelo con casi toda la parrilla

En un nuevo triunfo para el campeón del mundo Wout Van Aert en la Copa del Mundo de Fiuggi (Italia), donde Ismael Esteban logró un excelente 12º puesto, Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team) salvó como pudo la difícil papeleta que proponía el trazado de la región del Lazio, un circuito que hasta 36 horas antes de la salida se presentaba cubierto de nieve y que dejó pasó a una pista de patinaje en todas las carreras de este domingo. Fuera de los 40 primeros en la primera vuelta, Larri tuvo que derrochar paciencia en cada uno de los siguientes ocho giros para evitar más caídas de las oportunas y concluir a 4’02” de cabeza, rozando el top-30 -pasó 29º al toque de campana- que en los últimos años viene siendo el ‘delta’ u objetivo más razonable para el alavés.

Hoy casi tenemos que celebrar estar de una pieza, poder volver mañana a casa y hacer nuestro trabajo sin problemas, porque este circuito no pienso que fuese el mejor para demostrar, al menos en mi caso, las cualidades físicas que uno lleva dentro. He estado un punto por debajo de mi nivel porque nunca he sido alguien que arriesgase ni tirase de una técnica exagerada en descensos como estos; menos ahora, a mis años. De salida me fue muy complicado pasar gente en las zonas técnicas y eso también ha condicionado la posición final. Físicamente creo que estoy bien, pero está claro que en este trazado, a excepción de un par de zonas muy breves, no había dónde imprimir potencia. Y frente a especialistas o gente más hábil, que viene del cross country o incluso de descenso, poco había hoy que hacer. ¡Igual mi problema ha sido no caerme!” (ríe).

Regreso mañana lunes a casa, para intentar descansar lo máximo posible, y hacer buenos entrenos de calidad el martes y el miércoles antes del último viaje del año. Va a ser un mes entero disfrutando del ciclismo en Bélgica y Países Bajos, intentando recoger buenos resultados y seguir limando detalles, paso a paso, como siempre. De por medio está el Mundial de Bieles, en el que deseo poder estar y el cual también tenía en mente en un día como hoy, donde como se ha visto con caídas como la que ha sufrido Toon Aerts, lo puedes echar todo a perder en un segundo y casi de manera involuntaria”. Larrinaga competirá la semana que viene en Rucphen (sábado 21, C2, Países Bajos), donde finalizó 10º en 2016, y después en la última manga de Copa del Mundo de Hoogerheide (domingo 22).

Clasificación