Ismael Esteban, oro, y Kevin Suárez, plata, aventajan en el Campeonato de España al alavés del MMR-Spiuk CX Team, con muy buenas impresiones pero sin el acierto requerido en el momento decisivo

Acostumbrados sus fans de Ametzaga a reconocer siempre la constancia como mayor valor de Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team), al pentacampeón de España le llegó el desacierto en una carrera, el Campeonato de España de Valencia, donde los fallos se pagaban muy caros dada la enorme rapidez del trazado. Cuando por momentos había logrado incluso reducir a dos -Ismael Esteban y él- un duelo al que accedieron en algunas fases de la carrera Kevin Suárez y Óscar Pujol, el alavés se resbaló en uno de los tramos de escalones en la penúltima vuelta y vio cómo se marchaba Esteban irremisiblemente. Vacías sus piernas en un empujón a la desesperada para intentar alcanzarlo, ‘Larri’ fue superado en el tramo final por Kevin Suárez y se colgó el bronce.

_dsc0193

Larrinaga explicaba en declaraciones a la Real Federación Española de Ciclismo lo que llevó a su incidente: “Íbamos Isma y yo dándolo todo hasta esa penúltima vuelta, descolgando ya a Kevin, y he intentado volver a tensar en el inicio del giro pero nos hemos parado. Ha vuelto a entrar, él ha tensado y, cuando solo tenia que intentar seguirle, he cometido un error, que a estas alturas de mi carrera parece increíble que haya hecho. He perdido ahí toda oportunidad de lograr el sexto campeonato porque esta carrera, más que ninguna otra, era para no hacer fallos. Ha sido una prueba de gran igualdad, pero el título es muy merecido para Isma: ha hecho un invierno impresionante y tenía que llevarse esta carrera. Yo lo que quería era ganar, está claro, pero hoy no pudo ser”.

“Era evidente que no se trataba de un circuito para mí. El arranca-para en el que hemos entrado en la segunda mitad de carrera tampoco me favorecía y necesitaba que todo fuese más duro; supongo que Ismael también le hubiese venido bien. No es excusa: he llegado bien y lo he demostrado, después de una buena gira navideña por Bélgica y el triunfo de Ormaiztegi, y ahora debemos pensar en el mes y medio de temporada que nos queda entre Fiuggi, Hoogerheide -ambas de Copa del Mundo- y las últimas carreras en Bélgica, además del Mundial, donde me gustaría poder estar para encadenar esos diez Campeonatos del Mundo consecutivos y volver a cuajar un buen papel”.

Clasificación