Han sido tres carreras consecutivas por el nivel que esperábamos y todo el año en pruebas internacionales, salvo quizás Alemania por la falta de competición, es incluso mejor que el año pasado. Estoy contento“. Resume así Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team) su gira navideña por Bélgica tras concluir este lunes 27º en la Copa del Mundo de Zolder, a 4’34” de Wout van Aert.

Pienso que ha sido otra carrera de mérito, al tener que remontar desde tan atrás -NdR: en un grupo alrededor del 40º puesto en la primera vuelta, en un pelotón de casi setenta participantes-. Este circuito obliga siempre a rodar en grupo e ir remontando poco a poco. Me he plantado al final con opciones de lograr el 23º puesto, prácticamente el que obtuve en 2014, pero a falta de vuelta y media he tenido un percance con el sillín y ya no podía parar por boxes a arreglarlo, era inútil perder tiempo. Me ha terminado por pasar factura y he cedido algunos segundos intentando mantener la estabilidad de la bici, pero a fin de cuentas, el balance de carrera es bueno“.

Estoy donde quería estar cuando planteamos la planificación de temporada. Las cosas no han ido bien con la gripe que pasé antes de Catalunya, la suspensión de Koksijde y ese virus que me afectó en la semana vasca de diciembre, pero le di la vuelta y he hecho tres carreras buenas, en la línea del año pasado“. El de Ametzaga retorna por carretera a casa y se pondrá “a ‘currar’ ya desde el miércoles, lo que se pueda, para llegar a buenas condiciones a la prueba de Ormaiztegi (sábado 31), donde siempre lo he hecho bien, y terminar de preparar el Campeonato de España del día 8 en Valencia“.