Tras “meditarlo hasta el último momento y consultarlo con todo mi equipo técnico y mi gente más cercana“, Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team) ha decidido a media mañana de este mismo domingo no concurrir en el Ciclocross de Igorre, última puntuable para la Challenge Basque Country de ciclocross, a causa de unos problemas estomacales que ya motivaron su abandono de ayer en la Copa de España de Elorrio.

Lo que acabó molestándome durante la tarde fue el estómago. De hecho, hablaba con mi familia y bastantes miembros se sentían también mal o parecido a como estoy yo, con lo que no descartamos que se trate de algún virus. Es posible que en los próximos días me haga una analítica para confirmarlo del todo. He podido dormir y descansar bien, pero apenas ingerí alimentos ayer tras la carrera y hasta esta misma mañana no he podido hacer una comida en condiciones. Salir sin ese aporte energético, como razonaba con mi equipo, sería contraproducente. Es meterte en carrera y tener muchas opciones de quedarte vacío, como me ocurrió ayer en Elorrio”.

Larri deja así atrás con pesar la prueba de mayor prestigio del calendario vasco y lamenta “que las cosas estén viniendo tan mal dadas en este último mes desde la victoria en Karrantza“. El alavés tiene previsto, no obstante, viajar a Bélgica la próxima semana y figurará entre los inscritos para la Copa del Mundo de Namur, el domingo 18, “tanto si finalmente la disputo como si no. Voy a cubrir otros compromisos en Bélgica esos días y de una manera o de otra haremos el desplazamiento hacia el norte”.

Foto: Iñaki González de Heredia (Ciclocross Arbulu)