Ahora es cuando hay que ser ciclista de verdad y afrontar las cosas“. Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team) encaja con lógico fastidio pero con espíritu deportivo el momento más complicado de lo que va de temporada. El alavés abandonó este sábado en la Copa de España de Elorrio, “sin fuerzas” para sostener el ritmo de carrera “ya desde la salida“, y con el añadido de “no estar encontrando la línea correcta después de la victoria en Karrantza“, con una gripe y la cancelación de Koksijde como primeros desencadenantes de la mala racha que atraviesa el pentacampeón de España.

Tengo que esperar a las próximas horas, para entender si lo que me sucede es un resfriado o algo similar, aunque en carrera se te pasan muchas cosas por la cabeza y piensas incluso su habrás cometido algún error“, lamenta Larrinaga, cuya participación en Igorre, prueba ‘reina’ del calendario euskaldun, no se confirmará o descartará hasta la mañana del domingo, de acuerdo con su equipo técnico.