Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team) afronta “una carrera siempre importante, la de casa“, como inicio a una de las semanas más duras y prestigiosas de su calendario de ciclocross. El alavés competirá el domingo (13.00h, TV: Senderos Rojos) en el Trofeo San Andrés de Ametzaga, apertura de la novedosa Challenge Euskadi – Basque Country, con el “objetivo de no perder terreno de cara a la lucha por el maillot“, tras una semana que define como “dura, con entrenamientos de fondo” tras la incógnita que le deja la falta de competiciones en su última gira internacional.

Sin correr en Koksijde y con el sabor extraño que dejó Zeven, toca reencontrarse, y hacerlo además sabiendo que en Ametzaga toca sufrir un poco más para que en las siguientes pruebas esté mejor. He tenido entrenamientos largos, no de gran sufrimiento pero sí de muchas horas en las piernas, y eso puede notarse el domingo“, apunta al tiempo que reconoce que “competir ante toda tu gente siempre te da un poco más de energía“.

Sobre el trazado, que Javi no probará hasta “el domingo antes de la carrera -dar unas vueltas ahí en el fondo afecta al tono muscular-“, remarca “los cambios derivados de tener una prueba internacional, que han hecho que la gente del pueblo se implique más. Es un circuito más ‘recogido’, mejor para los aficionados, usando una segunda campa junto a la que contenía la subida larga típica del circuito. Tendremos box tradicional, paso convencional por salida y meta… Con eso y la presencia de corredores de fuera -NdR: Patrick Van Leeuwen, Stan Godrie, Angelo De Clercq y Marco Ponta entre los inscritos-, habrá más nivel que nunca“.