El alavés del MMR-Spiuk CX Team acusa “falta de ‘fondo’ y competición” en su segunda comparecencia del invierno en Copa del Mundo, y retorna mañana mismo a Euskadi

Ha sido el día más intenso de los últimos quince y probablemente al cuerpo le hacen falta más esfuerzos para poder volver al máximo“. Esta era la explicación inicial de Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team) a su 39º puesto hoy sábado en la Copa del Mundo de Zeven (Alemania), a 5’19” de Mathieu Van der Poel (Beobank-Corendon).

Larrinaga definía el trazado como “rápido pero duro, con mucho de todo: subiditas y bajadas que me venían algo mejor que un trazado plano; muchos tramos complicados para ir en grupo, con arena, zonas sinuosas… Circuito para seguir grupos e ir avanzando, pero por desgracia, me ha faltado mucho gas al final y, además, he llegado con el buje de la rueda roto a la última vuelta“, lo que le hizo cortarse del pelotón y cerrar la tabla entre aquellos no apartados por la norma del 80% -25 ciclistas eliminados por los jueces-.

A nivel de pulso y sensaciones considero que estoy bien, pero esa falta de ‘fondo’, la mala fortuna en el final y, posiblemente, también la ausencia de competiciones en las dos semanas posteriores a mi enfermedad… todo se ha juntado para derivar en este resultado. También se nota que el ciclocross ha cambiado definitivamente en esto, al menos en lo que respecta a Copa del Mundo: nadie viene ‘a ver qué cae’, todo el mundo en la escena internacional prepara estas carreras a conciencia y eso ha provocado que el nivel medio suba muchísimo“, razona.

El pentacampeón de España regresará en avión mañana a Álava para iniciar una fase importantísima de preparación: “Los entrenos que vienen ahora serán los últimos de calidad que haré descansado para preparar el tramo final de campaña. Las competiciones serán muy seguidas hasta el Nacional de Valencia y los grandes objetivos ya se echan todos encima. Espero poder seguir mejorando mi nivel a partir de esta primera competición tras el ‘parón’ que forzó Koksijde y poder hacer buenas carreras en casa”. Larri volverá a la actividad en su casa, Ametzaga, el próximo domigno 4 de diciembre en la apertura de la Challenge Basque Country.