El alavés del MMR-Spiuk CX Team, sensacional en la tercera prueba de Copa de España, remonta sobre la piscina de Ambasaguas para sumar su segundo triunfo del año ante los entonados Esteban y Orts

Si Javier Ruiz de Larrinaga se planteaba ayer, tras vencer en Arrasate, el Ciclocross de Karrantza de este domingo como una buena prueba con ‘fuego real’, sobre barro y ante una climatología puramente invernal, el test ha sido un éxto sonado para el pentacampeón de España. A sus 37 años y tras un inicio de campaña muy complicado, el alavés ha vuelto por sus fueros con veternía y espíritu de entrega en la embarradísima campa de Ambasaguas. Después de una salida con mucha calma, en la que rivales como Aitor Hernández (avería) y Kevin Suárez (pinchazo) perdieron todas sus opciones, Larri, que nunca rodó a más de 20″ de un embalado Ismael Esteban, afianzó primero el pódium; alcanzó y superó después a Felipe Orts por la segunda plaza; y se marchó en las dos últimas vueltas a por el cántabro, a quien doblegó en una vuelta final de inspiración.

“Sabiendo cómo estaba el circuito -ha dejado de llover y se ha puesto muy pesado, costaba mucho avanzar-, he salido fuerte pero no a tope, manteniendo a una distancia prudencial a Ismael y no cometer errores, conservando un ritmo correcto pero no excesivo. A falta de dos vueltas me he ‘encontrado’ con un bajón de ritmo considerable de Ismael, me he podido acercar… y lo demás creo que ha sido psicológico”.


Cuando coges al líder, él se viene abajo y tú te vienes arriba. He seguido con mi ritmo, en un cambio de bici posterior él aparentemente ha perdido algo más de tiempo y, aunque no ha sido fácil ganar, ha resultado más sencillo de lo esperado lograr esta victoria, pues no he tenido que atacarle ni apurar desde el punto de vista técnico, solo ser el más regular hasta meta. Viendo cómo estaban los demás en el anterior fin de semana, tampoco pensaba que podría aspirar a este doblete. Se podría decir que me lo he ‘encontrado’, como decía antes. Hoy se han juntado una serie de circunstancias, en especial el pinchazo de Kevin y la avería de Aitor juntos en ese arranque, pero desde siempre en este tipo de circuitos me encuentro bien… y hoy he visto que no estoy tan mal como pensaba“.

“Ahora vamos a Catalunya, pasando por Arbulo el sábado. En la próxima de Copa en Les Franqueses tenemos un circuito completamente diferente aunque duro, con más tramos de subida, antes de volver a las Copas del Mundo por el Norte. Sigo con tranquilidad, sin lanzar las campanas al vuelo. Como siempre digo, ni ahora somos tan buenos ni el domingo pasado éramos tan malos. Vienen dos semanas de apurar entrenamientos, tanto en Euskadi como seguramente por el Mediterráneo antes de subir a Koksijde, y serán días importantes porque después el tiempo será malo y prácticamente estaremos corriendo cada 2-3 días. Es necesario seguir trabajando muy duro”.

c31a1f03-102e-4aee-9b1e-f51ccab6269e

Vídeo ©: SenderosRojos.com / Fotos: MMR-Spiuk CX Team, Unai Arregi