El alavés del MMR-Spiuk CX Team se pone en marcha por carretera hacia Flandes para la prueba de Ronse (domingo 9), que abrirá un extenso calendario para él

Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk CX Team) hará camino desde hoy miércoles junto a su equipo habitual para comenzar cinco largos meses de competición. El pentacampeón de España volverá a tener en Oudenaarde su base de operaciones para un primer ciclo de cuatro compromisos que arrancarán el domingo (15.00h) con el GP Mario de Clercq, cita de apertura del DVV Verzekeringen Trofee.

Al no ir a Estados Unidos a disputar Las Vegas e Iowa he podido preparar todo con más calma, sin prisas, y pienso que eso me hace llegar mejor que nunca“, recalca Larrinaga. “Ha habido más tiempo de entrenamientos específicos de gimnasio y técnica, y pienso que eso a la larga se tendrá que notar. El año pasado fue más caótico y noté el desgaste físico de ir a EEUU: los viajes, una carrera que en principio no me iba bien… se acabó pagando”.

“Sí que es cierto que llegaré a Ronse sin competición mientras los rivales ya llevan varias semanas activos. Pero comienzo tranquilo, porque todo ha ido sobre lo previsto este verano. En principio, este domingo en Ronse tendremos un circuito seco y no debería variar mucho sobre otros años; de Zonhoven sí que tengo más incógnitas y también más ganas. Siempre hemos visto desde casa lo espectaculares que son las paredes que hay que subir desde la cantera y ya tocaba poder sufrirlas nosotros mismos un año”.