En un día donde “no corrimos especialmente bien“, el equipo Lizarte de Larri volvió a alzarse con el triunfo -el 25º de su inmaculado 2016- gracias a Jaime Castrillo en Laudio (Torneo Euskaldun). “En el corte iba solo él, y de hecho nos filtramos en varias contras para intentar disfrutar de mejores números… pero con gente de su clase, al final acaba saliendo todo“.

Noto que me falta todavía correr una vuelta por etapas, y eso no llegará hasta la semana que viene en la Volta a València. Sí que hoy hemos tenido desgaste y mañana por la mañana en Zegama nos espera un recorrido muy duro… para sumar más de 200 km en menos de 24 horas. Correremos con Carretero, los elite, los que estuvieron hoy aquí… buenos mimbres para que el cesto, ojalá, vuelva a salir perfecto“.