A Javi le veremos este fin de semana volviendo a la competición. Debut el domingo en la Subida a Urraki con el equipo Lizarte, antes de afrontar La Rioja Bike Race el próximo fin de semana.

Con ganas de ver cuál va a ser mi nivel real de cara a una prueba más exigente para mí como La Rioja, a la que también voy a llegar con menos días de competición que el año pasado. Creo que a Lizarte le ha ido todo a pedir de boca -salvo quizás Bidasoa, donde el equipo no tuvo fortuna desde el inicio y además Jaime Castrillo sufrió una fractura ayer durante la etapa-, y si podemos contribuir a que sigan los éxitos y además seguir cogiendo la forma, mejor que mejor. Muchas ganas de ver a los Carapaz y compañía dándolo todo como vienen haciendo estos primeros meses“.