El alavés del MMR CX Team logra su mejor resultado del invierno entre los tres grandes torneos internacionales y se cita mañana con un “patatal” en Hoogstraten

Javier Ruiz de Larrinaga (MMR CX Team) acumula, como él mismo explica, “tres buenas carreras” internacionales consecutivas desde que en el Mundial cuajase su mejor actuación hace sólo seis días en Zolder. El de Ametzaga ha firmado la 23ª plaza en el Waaslandcross, última carrera del bpost bank trofee, a 4’15” de Laurens Sweeck, después de “una salida complicada, con algún que otro enganchón”, compensada luego con “un ritmo muy constante”, al que ayudaba el tipo de circuito.

No era de esos trazados técnicos ni mucho menos: había trampas de arena y la zona de playa tan larga que cruzábamos estaba mojada y se hacía exigente, pero no teníamos un montón de curvas y una vez que cogías la velocidad se podía mantener durante gran parte de la vuelta. Sigo sorprendiéndome, no contaba con poder hacer estos resultados ya que nadie baja ya el pistón en el último mes de temporada”.

Mañana será una carrera muy exigente en Hoogstraten. Dan lluvia y, por lo que hemos experimentado otros años, el circuito acaba siendo un patatal, durísimo, de los más complicados de toda la temporada. Será otro gran banco de experiencia y una oportunidad para encadenar más pruebas buenas aquí en Bélgica”, concluye un Larri que entró justo detrás de Mathieu Van der Poel y al que los cuatro minutos en meta saben “satisfactorios para el nivel habitual”.