El alavés del MMR CX Team es uno de los dos elites seleccionados para Zolder, a donde llegará tras dos citas por Países Bajos este sábado y domingo

Nada menos que veinticinco días durará el último viaje de temporada 2015-16 de Javier Ruiz de Larrinaga (MMR CX Team). El pentacampeón de España de ciclocross se traslada hoy jueves, familia incluida, a cubrir un tramo final de temporada que arrancará en las pruebas neerlandesas de Rucphen (sábado, 23) y Hoogerheide (domingo, 24) y que acabará a mediados de febrero tras pasar por el Mundial de Zolder, para el que ha sido confirmado hoy jueves por la Real Federación Española de Ciclismo.

“Ha sido una semana rara, de esfuerzos muy intensos para poder ‘recuperar’ en los dos días del viaje y ser competitivo el fin de semana”, reconocía ayer antes de partir el corredor de Ametzaga. “Hemos tenido sesiones de mañana y tarde, sesiones, mucho forzar el cuerpo… igual eso me hace llegar justo al domingo, con una Copa del Mundo en la que tenía especiales ganas de quitarme una espina que lleva años clavada, pero el calendario viene como viene y trataremos de dar el máximo en ambas pruebas”.

Rucphen, cita en la que varios españoles ya han obtenido resultados en años anteriores, parece “un circuito atractivo para intentar hacer una buena actuación internacional y, con fortuna y en función de la participación, acercarse o incluso lograr puntos UCI, pero ese nunca es el objetivo principal. Acabar bien el camino hacia el Mundial, llegar física y moralmente en buenas condiciones, es lo que manda de cara a Zolder”.

Tras el Campeonato del Mundo del domingo 31, Larrinaga tiene en su mente las pruebas de Maldegem (miércoles, 3), Sint-Niklaas (sábado, 6) y Hoogstraten (Superprestigio; domingo, 7), en la primera semana de febrero, y Middelkerke (Superprestigio; sábado, 13) y Eeklo (domingo, 14), cerrando en la segunda.