Segunda victoria de la temporada para el alavés del MMR CX Team, por delante de Aitor Hernández en el primer circuito vasco con barro del invierno

Un éxito con clara dedicatoria. Sólo diez días después de ser padre, Javier Ruiz de Larrinaga (MMR CX Team) brindó este sábado en Berriz, embarrada y exigente sede del Campeonato de Bizkaia de ciclocross, su 65º triunfo profesional a Amets, que te da ilusión, pero sobre todo a mi pareja Ainara, por todo lo que hace por nosotros y por haber estado aquí tan pronto apoyándome después de lo exigente de la maternidad. Son un empujón enorme para el día a día“.

Ha sido una carrera muy disputada. Cuando hemos visto por primera vez el circuito esta mañana estaba bastante líquido, pero luego ha dejado de llover y se ha puesto muy pesado, lo cual en zonas resbaladizas casi era mejor porque se estaba haciendo surco, pero en los demás sitios ha hecho la carrera muy dura. Hemos tenido pateo, técnica… un poco de todo. He salido bastante bien, aprovechando quizás el ritmo de la Copa del Mundo de Koksijde, pero Aitor (Hernández, 2º) me ha aguantado bien y a mitad de carrera ha arrancado, un momento de apuro que he sabido solucionar para después cogerle unos segundos que he mantenido hasta el final“. Josep Betalu, 3º, completaba el podio elite.

La victoria en Berriz, segunda tras el éxito del pasado día 14 en Arbulo, da “serenidad” al tetracampeón de España, pero todo será distinto mañana en Lezama. “Empezando por los rivales: veremos si Kevin Suárez o Ismael Esteban, este último bastante bien en el barro últimamente, vienen después de correr hoy en Los Corrales; también veremos el circuito, pues habrá mucho barro pero si sale el sol se pondrá duro; y también sus características, porque es más de desplegar fuerza, de ir con calma y apurar la energía hasta el final. Hoy podemos celebrar, pero mañana toca ‘borrón y cuenta nueva’, volver a empezar”.